Cuencos Tibetanos

Los cuencos tibetanos son una poderosa herramienta para terapias vibracionales, una enorme fuente de sonidos y armónicos. Al ser golpeados o frotados, producen un sonido fundamental del cual se desprenden otros sonidos más agudos, que guardan una relación armónica entre si. Este sonido se puede prolongar durante mucho tiempo frotando el cuenco con la baqueta, que puede ser de cuero, madera o goma.
 

La vibración producida por los cuencos tibetanos tiene la particularidad de introducirse en el cuerpo, viajar por los huesos e irradiarse por todos los órganos y tejidos. Son creados para alinear la energía de quien lo usa y/o recibe su vibración. Su función armonizadora sincroniza la vibración de los cuerpos material, mental y emocional, con la frecuencia del sonido del cuenco. Es por eso que nuestros cuencos están siempre afinados en frecuencias vibracionales bajas, que ayuden a descender nuestro acelerado ritmo de vida. 

Te brindamos en cada instrumento una puerta que lleve al encuentro con tu ser esencial, creando con sus sonidos y vibraciones, estados de relajación y conexión profunda. Los Cuencos Sattva están hechos artesanalmente con mucha dedicación y amor por nuestro trabajo, al mismo nivel de calidad que todos nuestros instrumentos.

BENEFICIOS DE LOS CUENCOS

  •  Logro de una relajación profunda.

  •  Armonización corporal y suave masaje celular. 

  •  Reduce los niveles de cortisol y adrenalina (hormonas. 

  • de estres) en el cuerpo.

  •  Alivio del estrés y la ansiedad. 

  • Reduce la actividad del sistema nervioso simpatico (sistema

     del estres) e incrementa la actividad del sistema parasimpatico

       (Sistema de reparación y homeostasis). 

  •  Mejora de la creatividad. 

  •  Mejora de la concentración.

  •  Equilibra los hemisferios cerebrales. 

  •  Alivio de dolores óseos, articulares y musculares.

COMO ELEGIR UN CUENCO TIBETANO

Los cuencos se diferencian en dos aspectos básicos y elementales: Frecuencia y tamaño. Existe una relación inversa entre estos dos aspectos. Mientras más grande es el cuenco, más baja es su frecuencia vibración o tono. Mientras más pequeño es el cuenco, más alta es su fercuencia. El oído humano es capaz percibir sonidos de 20 a 20000hz. Sin embargo el rango de frecuencias apropiado para el cuerpo se encuentra entre los 16 y 300hz. A diferencia de otros instrumentos, los cuencos tibetanos no se clasifican ni se afinan en notas musicales, sino en rangos de frecuencia. La elección apropiada de un cuenco depende de la búsqueda de cada persona. No hay una frecuencia que sea mejor que otra, solo más apropiada para un trabajo u otro. Si el cuenco se usara para masajes sonoros, es ideal que su frecuencia sea lo más baja posible. Si el cuenco se usara para meditación o ejercicios para equilibrio de hemisferios cerebrales pueden elegirse frecuencias algo más elevadas. 

LA BAQUETA

Existen muchos los diseños y tamaños de baquetas para cuencos, están conformadas principalmente por un cuerpo de madera, recubiertas por cuero o goma. Las baquetas que no están recubiertas por ningún otro material, es decir, son solo de madera, pueden generan sonidos muy agudos, los cuales no son útiles para el cuerpo e incluso pueden ser muy estridentes o exaltantes para la mente. Es por eso que se recubren siempre de algún material más blando que evita la generación de frecuencias demasiado altas. Ademas el cuero o la goma, ayudan a generar una mejor fricción y prolonga con más facilidad el sonido.


En Sattva Instruments hemos diseñado la baqueta ideal, que reúne todas las características necesarias para hacer resonar un cuenco con el menor esfuerzo posible, que logre el mejor sonido, y que no permita la generación de frecuencias demasiado altas o indeseadas (sea frotandolo o golpeandolo).

LOS SIETE METALES

Existen muchos mitos alrededor de los cuencos tibetanos, algunos son el resultado de la mezcla del marketing con la filosofía oriental. Uno de estos mitos indica que “el mejor cuenco” debe estar constituido por 7 o 9 metales. En nuestros estudios y años de experiencia en la fabricación de diversos instrumentos para terapias vibracionales, hemos comprobado que no hay utilidad alguna a la sumatoria de los distintos elementos propuestos por el mito. 


Los cuencos Sattva están constituidos, al igual que los mejores cuencos nepaleses,  básicamente por Cobre, Estaño o Zinc. Estos elementos se combinan en una proporción adecuada para darle al cuenco el equilibrio perfecto entre dureza, tenacidad, elasticidad, y tensión. Características indispensables para que puedan generar un sonido que resuene prolongadamente, con un volumen apropiado y que genere vibraciones profundas. 


Los demás metales que el mito indica no son útiles para el trabajo sonoro, no aportan características deseadas, son excesiva e innecesariamente caros como el oro o la plata, e incluso pueden ser tóxicos para quien usa el instrumento (plomo o mercurio). Este tema queda bastante claro al ver que los cuencos de 7 metales, aparecieron después de 1900, cuando los turistas empezaron a pedir a los artesanos orientales este tipo de cuencos, basados en una creencia nacida en occidente. Los Cuencos tibetanos han sido fabricados desde hace más de 4000 años y los verdaderos estudios revelan que siempre se ha usado el cobre, el zinc y el estaño como su composición básica.

Conoce todo sobre los cuencos tibetanos

en un seminario intensivo:

Whatsapp: 15-3231-7142 // info@sattvainstruments.com // Buenos Aires

 Lunes a Viernes: de 10 a 17hrs

whatsapp.png
Cuenco Tibetano Accion del Fuego

Cuenco Tibetano Accion del Fuego